Recientemente he encontrado un grupo al que voy a iniciar al rol con  una campaña de Vampiro: Edad Oscura.

Voto a bríos que los vampiros molones no necesitan un caballo.


Son todos jugadores nóveles (o que hace mucho tiempo que no cogen unos dados), y eso es de agradecer para un narrador que lleva mucho tiempo sin dirigir una campaña en condiciones, es decir, una campaña que dure más de 5 o 6 sesiones. Con suerte, esta campaña podría durar todo lo que queda de año (a partida por semana, son unas 40 sesiones), por lo que podré disfrutar con la narración y el avance de los acontecimientos.

Siempre he sido considerado un narrador un poco cafre con sus jugadores, aunque consciente que me he ido ablandando con los años (amariconando a mis jugadores por el camino, por desgracia). Con este grupo, para la primera mitad de la campaña, seré bastante buenazo. Para la segunda…ya veremos.

La segunda parte de la campaña se realizará en este escenario.

La campaña ha dado comienzo en el año 1132, y los jugadores van a ser testigos de los grandes acontecimientos vampíricos que ocurren en este juego, comenzando por el amaranto realizado por Tremere a Saulot y terminando con el puto apocalipsis (si hay suerte y llegan no-vivos, claro).

Y bueno, deseadme suerte. Pero sobretodo, deseadla para mis jugadores, ¡¡¡MWHAAHAHAHAHAHA!!!

Anuncios

El sábado fui a las jornadas Cromel (Jornadas de Rol y Anime en l’Eliana, aunque cada día el rol es más marginal y se concentra todo en el manga y anime) y en vez de sentirme un año más viejo, me sentí envejecer 20. Jamás había visto tal panda de chavales y chavalas con semejantes pintas (aunque haber visto al principio bailar a un muchacho ‘mosexual mientras enseñaba el ombligo me curtió bastante para el resto del día, la verdad).

Por suerte conocí a gente bastante maja, y me encontré con algunos amigos, por lo que pasé un buen día. Pero la sensación de no querer tener hijos no se me quitará en una temporada…

Cuando vi la competición con armas “de verdad” y participar en ella a los otakus fanáticos de poses “cools”, pensé en esto.

Que por cierto, el domingo mi mujer y yo hicimos un añito de casados (¡wee!), que sumándolo a mi cumpleaños (¡wee!) y teniendo en cuenta el regalazo de mi mujer (¡gracias churri! :**) se me queda un muy buen fin de semana.

¡Saludetes y se me cuiden!

Así es como comenzó ayer mi pequeña aventura en la cocina de mi casa: teníamos dos huevos en la nevera y no sabíamos que hacer con ellos.

Recordé entonces una receta que vi hace poco en esta página (estupenda donde las haya) y me dispuse a hacer una estupendas magdalenas de chocolate.

El resultado de cocinarlas, es este:

Habían 5, pero el asesinato ocurrió en la sala de estar y el arma del crimen fue un vaso de leche.

Y el resultado de comérselas, algo así:


¡Se me cuiden!

De la Wikipedia: El flujo de trabajo (workflow en inglés) es el estudio de los aspectos operacionales de una actividad de trabajo: cómo se estructuran las tareas, cómo se realizan, cuál es su orden correlativo, cómo se sincronizan, cómo fluye la información que soporta las tareas y cómo se le hace seguimiento al cumplimiento de las tareas. Generalmente los problemas de flujo de trabajo se modelan con redes de Petri.

(más…)

¿Qué día celebramos ayer?

Un pirulí de fresa al que acierte 😀

Creo que me dará tiempo a hacer el 100% de mis asignaturas, pero…

El horror, el horror…

Es complicado despedirse de los compañeros cuando te vas a ir de un trabajo en el que ya llevas un tiempo…

No fue exactamente así, pero no hay demasiada diferencia.

(más…)