Esto lo vi el otro día en Disney Chanel, cuando echaron la película de “Stuart Little 2”. Se me cayeron los huevos al suelo:

Me tragué todo lo que pude de película para ver si el padre en algún momento le partía los dientes al niño repelente con un bastón. O se ponía tibio a Vicodina para olvidar que su hijo menor es una rata.

Pero no pudo ser, nchts…

Anuncios