enero 2011


Es complicado despedirse de los compañeros cuando te vas a ir de un trabajo en el que ya llevas un tiempo…

No fue exactamente así, pero no hay demasiada diferencia.

(más…)

Saben, decidí abandonar el blog porque no tenía ganas de decir nada. Y así ha sido hasta el día de hoy.

Porque me queda un día de trabajo: me voy de la empresa. Y con las manos en los bolsillos.

Y sinceramente, JAMÁS he pasado mejores días que estos que vengo disfrutando. Hoy volviendo a casa lo he visto todo de color de rosa.


Algo así.

(más…)