El sábado fui a las jornadas Cromel (Jornadas de Rol y Anime en l’Eliana, aunque cada día el rol es más marginal y se concentra todo en el manga y anime) y en vez de sentirme un año más viejo, me sentí envejecer 20. Jamás había visto tal panda de chavales y chavalas con semejantes pintas (aunque haber visto al principio bailar a un muchacho ‘mosexual mientras enseñaba el ombligo me curtió bastante para el resto del día, la verdad).

Por suerte conocí a gente bastante maja, y me encontré con algunos amigos, por lo que pasé un buen día. Pero la sensación de no querer tener hijos no se me quitará en una temporada…

Cuando vi la competición con armas “de verdad” y participar en ella a los otakus fanáticos de poses “cools”, pensé en esto.

Que por cierto, el domingo mi mujer y yo hicimos un añito de casados (¡wee!), que sumándolo a mi cumpleaños (¡wee!) y teniendo en cuenta el regalazo de mi mujer (¡gracias churri! :**) se me queda un muy buen fin de semana.

¡Saludetes y se me cuiden!

Anuncios